Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hias celebra 20 años de compromiso en Ecuador

HIAS, la organización no gubernamental (ONG) internacional dedicada, bajo un enfoque de derechos y protección, al apoyo y empoderamiento de personas en movilidad humana, refugiadas, desplazadas y miembros de la comunidad de acogida en todo el mundo, conmemora 20 años de trayectoria en Ecuador. Desde el inicio de sus operaciones, su gestión ha beneficiado a más de 998.299 personas a través de sus programas que transforman vidas.

Actualmente, HIAS Ecuador, cuenta con un staff de 350 personas, quienes, desde sus 16 oficinas, acompañan y brindan servicios a lo largo de 166 cantones bajo una filosofía de acogida e inclusión al extranjero, búsqueda de la justicia, empatía, compañerismo y cooperación, coraje para construir un mundo mejor, adaptación continua y resiliencia.

Está presente en 20 países, de los cuales 11 son de América Latina y el Caribe. Se enfoca en la atención a personas en movilidad humana, refugiadas, desplazadas y parte de las comunidades de acogida. Mantiene operaciones en Aruba, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Guatemala, Guyana, México, Panamá, Perú y Venezuela.

En 2003, HIAS estableció formalmente operaciones en Ecuador para atender a población colombiana desplazada por el conflicto armado. En la actualidad, mantiene activa una red de más de 400 aliados que incluyen a instituciones públicas y privadas, gobiernos locales, organizaciones sociales de base, universidades, actores internacionales e instancias de incidencia y coordinación.

Para Maricela Parra, Directora Nacional de HIAS Ecuador, el trabajo humanitario es esencial para cumplir los objetivos planteados en estos 20 años. “Hoy más que celebrar un aniversario; celebramos un legado de compromiso, empatía y transformación. Miramos hacia atrás con gratitud por el camino recorrido y hacia adelante con la convicción de que nuestro trabajo es esencial y urgente.

La organización implementa programas en áreas clave para el bienestar e integración de personas refugiadas y en movilidad humana, así como para las comunidades que las acogen.

Estos programas se enfocan en: Inclusión Económica, que brinda acompañamiento y herramientas a los participantes para que puedan generar medios de vida dignos y seguros; Salud Mental y Apoyo Psicosocial basado en la Comunidad, que busca mejorar la salud mental y el bienestar psicosocial de las personas para fortalecer sus relaciones y recursos para responder y afrontar positivamente a las dificultades; Protección a la Infancia, enfocado en la gestión de casos de niños, niñas y adolescentes con riesgos altos de protección; Prevención y Respuesta a la Violencia Basada en Género, orientado a la prevención, mitigación de riesgos, y respuesta ante la VBG a través de intervenciones comunitarias, grupales e individuales con personas en riesgo o sobrevivientes; Seguridad Alimentaria y Nutrición, desde donde se impulsan acciones para promover el acceso a alimentos sanos, nutritivos, seguros y de manera sostenible, así como posicionar a la cocina y la alimentación como centro de los procesos de integración, interculturalidad y prevención de la violencia; y finalmente el programa Educación, que promueve el acceso y la permanencia en el sistema educativo.

Javier, participante de los programas de HIAS, llegó a Ecuador a sus 14 años y su vinculación con la organización le brindó la oportunidad de un nuevo inicio en otro país. “HIAS para mi es como una madre, me ha brindado protección en un momento en el que me encontraba desorientado”.  Así mismo, para Elina, ser participante de los programas de HIAS le ha permitido emprender lejos de casa, crear una nueva fuente de ingresos para ella y sus seres queridos.

En un evento realizado en la Capilla del Hombre en Quito, HIAS Ecuador conmemoró sus 20 años, en una velada que reunió a socios, autoridades, cuerpo diplomático, y participantes de los programas.

El evento contó con la presencia de Mark Hetfield CEO de HIAS, quien destacó la trayectoria que ha tenido la ONG en Ecuador y el mundo.

“Aplicando nuestros cuatro ejes programáticos, en HIAS trabajamos de manera integral con los refugiados para empezar una vida nueva, tras huir de la violencia, la persecución, los conflictos u otros traumas. Además, les ayudamos a sanar, a que se sientan seguras, a construir un sentido de comunidad y que sean autosuficientes. Escuchamos a nuestros participantes y los acompañamos hasta que sientan que están en un lugar al que pueden llamar hogar”.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

También te puede interesar