Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pacto: un tesoro turístico por descubrir

Tabla de contenidos

El viaje se disfruta, mirando el paisaje repleto de abundante vegetación, aves y mariposas parecen que saludan a quienes pasan por la zona, de a poco se empieza a sentir calor y la sensación de que se vivirá una experiencia diferente se convierte en certeza, estamos camino a las parroquias rurales del noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito.

Pacto, la capital de la panela, se encuentra ubicada a 70 kilómetros al noroccidente de Quito. Las principales actividades económicas de su población son la ganadería, agricultura, turismo, silvicultura y pesca. También existen artesanos quienes elaboran canastas de bejucos, tejidos con cabuya y esculturas de madera. Este territorio estuvo habitado por los yumbos.

Un grupo de moradores de esta parroquia se han organizado para hacer vivir a los visitantes una experiencia que los zambulle al conocimiento de los yumbos, esto es gastronomía, sus petroglifos, los métodos de curación natural y el encanto que encierra la zona.

Vitelia Alarcón, representa a la yumba hierbatera, dice que este pueblo lo conformaban personas con un gran conocimiento y que valoraban los cuatro elementos de la naturaleza: agua, aire, tierra y fuego. “Ellos tenían mucha noción sobre etnobotánica, y para nosotros es muy valioso”.

Pacto es la capital de los yumbos y quienes lo visiten conocerán sus cultura y valores. “Aquí tenemos un clima tropical, por lo tanto, tenemos una inmensa biodiversidad, poseemos vegetación comestible y medicinal, entre ellas la ‘planta sagrada de los yumbos’ que posee calcio, magnesio, fosforo, es antinflamatoria, además de ortiga, menta, orégano, el espíritu santo (planta silvestre utilizada en emplastos, para combatir ulceras y golpes), la hoja del achiote se emplea en las personas que sufren de reumas, el tipo se bebe en infusión con panela, hierba dulce, malva, son algunas de las plantas que tiene el sector.

Esta parroquia posee un patrimonio vivo y está dispuesto a compartirlo para que se conozca como es la convivencia en el campo.

Adriana Vaca, es parte del grupo cultural de yumbos y yumbas pacteñas, y representa al personaje de la naturaleza de Pacto, a la vitalidad de la flora y la fauna del sector. “Cuando hablamos de cultura, no solo lo hacemos desde la historia, sino desde lo que vamos construyendo, en el caminar de la vida en el tiempo; nosotros creamos personajes, mostrando los platos gastronómicos únicos, siempre inspirados en nuestras raíces en la naturaleza. Pacto es grande”.

Uno de los platos que creó esta gestora cultural es el ‘chianguaso de palmito’, nombre en honor a la planta silvestre llamada chillangua y al palmito, que se producen en la zona, a esto se añade arroz, plantas silvestres, carne de gallina de campo desmechada, acompañado con salsa de arazá. “Esto lo servimos a nuestros turistas, en unas bandejas elaboradas en caña guadua”.

Otro plato tradicional es el ‘apicho’, que se consumía en las fiestas, se lo hace a base de hueso de cerdo, yuca y plátano verde.

“Este es un paraíso natural y exótico, aquí los visitantes se relajan a nivel espiritual y físico, tenemos avistamiento de aves, cascadas como la del ‘gallo de la peña’, ríos, las escrituras de nuestros yumbos. Somos bendecidos por que tenemos frutos exóticos y somos también capital de la panela”.

Usted puede visitar Pacto, si desea conocer más de esta propuesta puede dirigirse al punto de información del lugar y conocer más de este espacio encantado.

Cómo llegar en transporte público

En la estación Carcelén existen varias cooperativas de transporte que parten de Quito a Pacto en diferentes horarios desde las 04:00 hasta las 18:00.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

También te puede interesar