Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un día en el moderno parque Turubamba, Quito

A dos semanas de la inauguración del Parque Cultural Turubamba, amigos, deportistas y familias de diferentes sectores de la ciudad y del país acuden a este imponente espacio que está ubicado en la avenida Teniente Hugo Ortiz y Cusubamba.

Cabe destacar que desde noviembre del 2013 el predio quedó abandonado, cuando el Registro Civil salió de las inmediaciones por presencia de anomalías en el suelo. De esta manera la municipalidad junto a la comunidad trabajó en la implementación del proyecto de arquitectura, urbanismo, paisaje y área verde pública, así cristalizar este sueño anhelado por los moradores del sur de la urbe.

Andrés Ballesteros, llegó desde Galápagos para conocer y practicar skate en el parque Turubamba. “Es una gran iniciativa de la Alcaldía, estos deportes dinamizan al sector, así todos los niños, jóvenes y adultos se entretienen en algo sanamente”.

Esta área recreativa cuenta con 24 plazas de estacionamiento; plaza de lectura; juegos infantiles; zona canina; pista skate; pista conjunta de trote – ciclovía y un escenario para diferentes actividades culturales.

Junto a su hija encontramos a Juan Salazar, realizando el calentamiento previo para iniciar con su práctica deportiva. “Yo veo un beneficio muy enorme para mi familia, pues a mi hija le encanta patinar. Ahora los jóvenes del sur tenemos un lugar propio y seguro donde practicar estos deportes extremos”.

El Parque Cultural Turubamba tiene un área de 11 800 m2. La obra entregada beneficiará a más de 100 mil moradores de los sectores de Turubamba Bajo, Alto, El Comercio, entre otros. La inversión bordea el USD 1 millón aproximadamente.

Marco Calderón, creció en Turubamba y fue uno de los idealistas en la construcción de este parque. “Yo como deportista y diseñador, esto ha sido el sueño de toda mi vida y para los que vivimos en Quito, antes no existían buenos skateparks y  ahora este es uno de los mejores de Ecuador. Este es un sitio inclusivo y deportivo que invita a un ambiente familiar”.

“Felicito por esta gran labor, antes este lugar estaba abandonado, era guarida de ladrones. Lo que más me ha gustado es la implementación del área para nuestros animales de compañía, pues en el sur no existían” dijo Marilyn Bravo, moradora del barrio El Carmen.

Fuente: quitoinforma.com.ec

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

También te puede interesar